LA CALIDAD DE LOS PENSAMIENTOS

Una mente enferma y negativa enferma también el cuerpo. La calidad de los pensamientos va creando una actitud anímica conforme a dichos pensamientos. Y la actitud anímica genera un estado orgánico semejante, para bien o para mal. El organismo no se envenena sólo por las toxinas que se ingieren sino también por la calidad de los pensamientos que albergamos en nuestra mente y los sentimientos que anidan en nuestro corazón. Es necesario higienizar la mente. La salud física depende fundamentalmente de nosotros mismos, tanto por la moderación en nuestros hábitos físicos como por la armonía de nuestra mente y corazón.

2 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

Hola Adriana, sólo quiero desearte mucha suerte aquí, en tu sitio. Por lo visto, has puesto muchos buenos "pensamientos" y amor a juzgar por lo lindo que está quedando, al igual que su contenido.
Un abrazo.
Rudy

Âdřΐana dijo...

Muchas gracias Rudy...como digo en la bienvinida al blog quiero transmitir lo que me gusta y me hace bien , pero sobretodo lo que puede hacerle bien a la gente...gracias por tu afecto...besos