Te Compro Una Hora...


El niño tenía once años. El niño era estudioso, normal y cariñoso con sus padres. Pero el niño le daba vueltas a algo en la cabeza. Su padre trabajaba mucho, lo ganaba bien y estaba todo el día en sus negocios. El hijo le admiraba porque "tenía un buen puesto".

Cierto día el niño esperó a su padre, sin dormirse, y cuando llegó a casa, le llamó desde la cama:


    – Papá –le dijo- ¿cuánto ganas cada hora?. – Hijo, no sé, bastante. Pon, si quieres, dos mil pesetas. ¿Por qué? – Quería saberlo. – Bueno, duerme.

Al día siguiente, el niño comenzó a pedir dinero a su mamá, a sus tíos, a sus abuelos. En una semana tenía mil quinientas pesetas. Y al regresar otro día, de noche, su padre, le volvió a llamar el niño:

    – Papá, dame quinientas pesetas que me hacen falta para una cosa muy importante... – ¿Muy importante, muy importante? Tómalas y duerme. – No, papá, espera. Mira. Tengo dos mil pesetas. Tómalas. ¡Te compro una hora! Tengo ganas de estar contigo. De hablar contigo. A veces me siento muy solo. Y tengo envidia de otros chicos que hablan con su padre...
El padre le abrazó.

(Del libro "Dios de perfil y ochenta minifábulas más" de Fermín de Mieza)

14 comentarios:

wiikat dijo...

Dios, me puso la piel de gallina.

Sandra Luz dijo...

Los niños nos dan terribles lecciones Adri!

Qué tengas un lindo viernes amiga!!

Besitos!

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Adri!! Increible lección amiga. Los niños son muy sabios en su inocencia.
Feliz viernes!!
Besosssssssss

El ave peregrina dijo...

Encantadora y enternecedora entrada, la falta de tiempo... que los mayores no nos damos cuenta, esos minutos u horas robadas a nuestros hijos...ellos nos enseñan también a reconocer nuestras faltas.

Un beso amiga Adriana.

estoy_viva dijo...

Que razon hay en esta refrexion, hoy se les compra mucho ordenadores, juegos, todo lo que quieran pero se les olvida lo mas importante jugar, hablar con ellos que es lo que realmente necesitan y les sirve para el futuro.
Con cariño
mari

Adriana Alba dijo...

Para reflexionar Adri, es cierto los niños, necesitan dedicación, pero por sobre todas las cosas ser escuchados y brindarles tiempo, no sólo en cantidad sino en calidad.

Buen Fin de Semana.
Abrazos

SANDRA... dijo...

Buenas tardes Adri que bella entrada,espero estes bien paso a dejarte mi saludo, te dejo un verso muy bonito..

( El mundo necesita rosas y no espinas , puentes y no muros, unir y no dividir
amor y no odio, paz y no guerra , amistad y no enemistad, pero de lo que mas necesita el mundo, es de Vos para hacer la diferencia )

Que tengas un bello fin de semana abrazosss y besosss
Sandra.

emilio dijo...

Yo le doy otras 2000 y que esté dos horas.

Bello relato. Un abrazo.

Lucero dijo...

Que hermoso relato para meditar, espero que vos estes bien besitos y buen fin de semana saludos:)

Clau dijo...

Que lindo relato! Hay que gastar nuestro tiempo en las cosas que de verdad importan, como en nuestra familia :)

Besos Adri! ^^

DAPHNE dijo...

Una historia enternecedora cielo , los mayores solemos estar tan pendientes y metidos en nuestras obligaciones que muchas veces no nos damos cuenta que los pequeños de la casa nos están llamando a gritos .
Besitos cielo.

Paco Alonso dijo...

Encuentro una gran belleza en tus poemas siempre, es un placer acercarse a tu delicado espacio.

Gracias por compartirlo.

Cálido abrazo.

luciernagadeluz dijo...

Bellisimo, me ha encantado. Es cierto que ha veces no damos el cariño suficiente a quien de verdad lo mmerece.La vida es disfrutar de lo que de verdad merece la pena, en este caso este padre de su hijo. Un beso grande y mi cariño. Preciosa entrada

BeTina dijo...

Conmovedora historia, pero más terrible aún es ver que en la mayoría de los casos, los padres tienen que estar menos en su casa pero no para lujos sino porque sus hijos se mueren de hambre, una triste realidad. Así estamos, en tiempos donde el mismo "estado" nos cobra por trabajar.
Un abrazo y gracias por compartir estas reflexiones.